Fundación FILBA

  1. EN
  2. ES /
Filba Nacional La Cumbre 2018

Biografía

Betina González

Betina González nació en San Martín, Provincia de Buenos Aires. Es magíster en Escritura Creativa por la Universidad de Texas El Paso y doctora en Literatura Latinoamericana por la Universidad de Pittsburgh. Enseña escritura en la Universidad de Nueva York en Buenos Aires (NYUBA) y en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Publicó Arte menor (Premio Clarín Novela 2006), el libro de relatos Juegos de playa (Segundo premio FNA 2006), Las poseídas (Premio Tusquets 2012) y América alucinada (2016). En 2018 Tusquets publicará también su último libro de cuentos, El amor es una catástrofe natural.

Betina x Betina
Me llamo Betina González, nací en San Martín y nunca me recuperé de ninguna de las dos cosas. Escribo desde los ocho años, a escondidas, sin esperanzas. Durante los 90s fui librera, mesera, telefonista, empleada administrativa. Afortunadamente, también desempleada, viajera y lectora. A los treinta años me mudé a la frontera Juárez-El Paso para hacer una maestría de escritura en la Universidad de Texas. Ahí escribí mi segunda novela. Trata de un artista del conurbano con aspiraciones demasiado grandiosas para su entorno y (tal vez) para su talento (saquen sus propias conclusiones). Se llama Arte menor y ganó el Clarín en 2006. Yo fui (soy todavía) la primera sorprendida. "Vos también vas a tener que inventarte un personaje", me advirtió Fogwill en la fiesta de entrega ese premio. Se refería a un "personaje público de escritora". Fue un buen consejo, pero no supe seguirlo. Con ese premio tuve que aprender rápido a proteger el centro oscuro y creyente del que surge mi escritura. No siempre tuve éxito. Después publiqué Juegos de playa, unos incipientes ejercicios de valentía literaria. Mi primer libro verdadero fue Las poseídas. Lo escribí en nueve meses de rabia (la rabia me funciona). En 2012 le dieron el Premio Tusquets (los primeros sorprendidos habrán sido los editores que lo habían rechazado). América alucinada me ocurrió en los nueve años y medio que viví en Estados Unidos. Volví a Argentina en 2012. Los cuentos de mi último libro, El amor es una catástrofe natural, son una de las formas del regreso.

 

Actividades en las que participa: